30.RecriminationRegresar a la Página del Ciclo de Vida

Cuando una aristocracia es incapaz de revertir su espiral descendente y las reparaciones artificiales finalmente dejan de funcionar, la admiración mutua de la administración de la sociedad termina abruptamente. Los viejos tiempos de la aristocracia han desaparecido y comienzan las cacerías de brujas de la Recriminación. Las empresas en esta etapa presentan los siguientes comportamientos:

  • La gente se enfoca en quién causó los problemas, en lugar de en qué hacer para solucionarlos
  • Los problemas se personalizan. En lugar de tratar con los problemas de la organización, las personas están involucradas en conflictos interpersonales, traiciones y desacreditarse mutuamente 
  • La paranoia congela la organización
  • La supervivencia personal y las guerras territoriales absorben toda la energía disponible dejando muy poco por hacer frente a las necesidades de los clientes o el mundo fuera de la organización 

La Cacería de Brujas

Todo el mundo está ocupado tratando de averiguar quién causó el desastre. Con las espadas desenvainadas, es tiempo de traiciones en la sala de juntas. Al igual que las tribus primitivas afligidas por la prolongada sequía o el hambre, hay una prisa para apaciguar a los dioses. La organización necesita un sacrificio. ¿A quién sacrifica? ¿La doncella más justa, el mejor guerrero, o lo mejor de la cosecha? Típicamente, la dirección de una empresa en Recriminación sacrifica su tesoro más valioso y más escaso... los últimos vestigios de innovación y creatividad. La empresa despide al vicepresidente de Marketing, explicando: "Estamos en el mercado equivocado con productos equivocados y nuestra publicidad no funciona". Los jefes de Planificación Estratégica, Desarrollo de Negocios e Ingeniería son los próximos a encontrarse en la calle. "Nuestra estrategia no funciona, nuestras adquisiciones no funcionan, nuestros productos y tecnología están obsoletos". Las personas que son despedidas no se sienten responsables de la situación de la empresa. El vicepresidente de marketing continuamente decía que la empresa debía cambiar de rumbo. El estratega tiene una úlcera preocupada por la falta de dirección. En privado, estos individuos se quejaron, instaron, suplicaron y amenazaron, pero sus esfuerzos fueron como empujar espagueti mojado encima de una colina. Su éxodo simplemente exacerba el problema porque estas personas creativas son los individuos que más necesita la organización para sobrevivir.

Leer más

En la organización aristocrática, el silencio precede a la tormenta. La gente sonríe. Son amables, manejándose unos a otros con guantes de niño. En la Recriminación, cuando los malos resultados son innegables, los gerentes comienzan a luchar entre sí. El ritual del sacrificio humano se repite una y otra vez. Alguien debe echarse la culpa cada vez que hay malas noticias. Las malas noticias vienen cada trimestre cuando deben divulgar resultados, así que cada trimestre un nuevo chivo expiatorio emerge. Nadie está seguro de quién será el siguiente en recibir el hachazo. La paranoia reina.

Esta atmósfera venenosa alienta la circulación de rumores indignantes. Si, por ejemplo, el gerente de ventas anuncia un descuento, los otros ejecutivos no lo interpretan en términos racionales al referirse a las condiciones de la competencia. En cambio, atribuyen el paso a la estrategia maquiavélica del gerente de ventas para desacreditar al departamento de mercadotecnia y para exponer la incompetencia del vicepresidente de marketing. Esta paranoia irracional acentúa y acelera el descenso. Los gerentes luchan entre sí, pasando la mayor parte de su tiempo creando camarillas y coaliciones que están cambiando constantemente. Gastan sus energías creativas en una lucha por la supervivencia personal. La seguridad individual, depende de eliminar y desacreditar la "competencia" interna. El desempeño organizacional continúa su declive implacable, y la paranoia se intensifica. Gente talentosa, objetos de temor y desconfianza, se despiden o se van. Este ciclo de comportamiento vicioso continúa hasta que la empresa termina en quiebra o se convierte en una burocracia de pleno derecho.

Managing Corporate Life Cycles, 2a Edición por el Dr. Ichak Adizes. Publicado por el Instituto Adizes. © 2004, Ichak Adizes.