26.AristrocacyRegresar a la Página del Ciclo de Vida

Cuando las organizaciones entran a la Aristocracia, típicamente demuestran las siguientes características:

  • Son ricos en efectivo y tienen estados financieros muy sólidos
  • Han reducido las expectativas de crecimiento 
  • Demuestran poco interés en la conquista de nuevos mercados, tecnologías y fronteras 
  • Se concentran en los logros del pasado en lugar de tener una visión hacia el futuro 
  • Sospechan del cambio 
  • Recompensan a los que hacen lo que se les dice que hagan y castigan a los que no lo hacen 
  • Están interesados en reducir los riesgos 
  • Invierten mucho más en los sistemas de control, en los beneficios y en las instalaciones que en Investigación y Desarrollo 
  • En el clima organizacional, la forma domina a la función. Se pone más énfasis en cómo se hacen las cosas, que en lo que verdaderamente se hace 
  • Valoran la uniformidad, consistencia y formalidad en el vestir, la decoración y el comportamiento 
  • Emplean personas que se preocupan por la vitalidad de la empresa, pero están dispuestos a cumplir con un lema operativo de "no hacer olas" 
  • Generan únicamente innovación insignificante con esfuerzos internos 
  • Adquieren otros productos o empresas para los nuevos productos, mercados y el espíritu emprendedor para alimentar a sus canales de distribución y sistemas operativos 
  • Pueden ser objetivos de adquisición 

 

Leer más

Los efectos de la disminución constante de flexibilidad, que se inició en la EXCELENCIA, comienzan a ser más evidentes en la Aristocracia. Debido a que ha descuidado para perseguir oportunidades a largo plazo, el enfoque de la empresa es cada vez más a corto plazo. En su mayor parte, sus objetivos son orientados hacia lo financiero y de bajo riesgo.

Con menos visión a largo plazo, el clima en una organización Aristocrática es relativamente obsoleto. Lo que cuenta no es lo que la gente hace, sino cómo se comportan. Trabajar dentro del sistema, apoyando el estatus quo y “no hacer olas”, son las aportaciones más importantes. Los logros reales de sus líderes, o la falta de los mismos, se están volviendo cada vez menos importante.

Las Organizaciones Aristocráticas exhiben un conjunto de comportamientos muy característico. Cómo se viste la gente, dónde se reúnen, las instalaciones de su propiedad, la forma en que se hablan entre sí, cómo manejan conflictos y toman decisiones, son notablemente diferentes de las otras etapas del ciclo de vida.

Vestimenta: En una compañía infantil, si puedes hacer el trabajo, no importa la ropa que usas. En el momento en que la compañía es Go-Go, la gente comienza a usar trajes y abrigos deportivos con corbata, pero no hay un código de vestimenta. Las empresas en Excelencia requieren que su gente sea profesional en su forma de vestir y de actuar. En el momento en la organización alcanza la Aristocracia, el único requisito que permanece es verse profesional. La uniformidad conservadora de la cultura Aristocrática se refleja en una uniformidad conservadora de la vestimenta. Todo el mundo se viste como si fuera a una boda o a un funeral.

Salas de juntas: En la sala de juntas de una Aristocracia típica, usted encontrará una gran mesa de madera oscura pulida, con su juego de sillas lujosas. La alfombra es gruesa. La iluminación es tenue, y las ventanas están muy cubiertas. De las paredes revestidas de madera, un retrato enorme del Fundador sin sonreír, mira hacia abajo en la sala, como señal de advertencia, para recordarle a todos su lugar. Obras de arte adornadas cubren las otras paredes. El rugido de silencio en la habitación es ensordecedor. Cuando un extraño entra en la habitación, las luces tenues, los trajes de uniforme oscuro, el retrato sombrío del Fundador, colectivamente gritan "¡No hacer olas!" ¿Cómo es posible decirle al liderazgo corporativo, "Oye, ¿están perdiendo posición de mercado?"

Instalaciones: Salas de reuniones ostentosas son sólo una parte de la inversión de la Aristocracia en cuando a instalaciones. Ante la falta de inversiones de bajo riesgo para financiar el crecimiento y la investigación, Aristocracias invierten en sus instalaciones. Suelen construir enormes edificios que refuerzan su posición exaltada en el mercado. Sólo los metros cuadrados de las entradas dramáticas e imponentes pasillos vacíos, podría servir adecuadamente las necesidades de espacio de varias empresas en la Infancia. La suite presidencial, con sus exóticos paneles de madera, baño privado de mármol italiano, mini bar, comedor ejecutivo, y al lado la oficina de la secretaria, probablemente cuesta más de lo que la compañía pagó por todas sus instalaciones cuando era Go-Go.

Cómo se dirigen entre sí: La gente en organizaciones Infantil y Go -Go se tratan entre sí por sus nombres o apodos. Los nombres que las personas utilizan entre ellos en una empresa del Adolescente son elevados de tono. Cuando una organización alcanza la Excelencia, se utilizan comúnmente tanto nombres como apellidos. Para cuando la organización ha llegado a la Aristocracia, la gente se habla entre sí casi exclusivamente por sus apellidos. Es el Señor González y Sra. López. Pueden ser Pepe y Rosy en sus oficinas, pero en las reuniones, se dirigen entre sí formalmente.

Comunicación Verbal y Escrita: En Aristocracia la forma es más importante que el contenido, el medio es el mensaje. La gente habla despacio y en voz baja, y exageran con las ayudas visuales y folletos escritos. Se toman extensas notas que se leen como una transcripción de un juicio. Durante las reuniones, la gente evade, el uso de frases con palabras en negativo y calificadores. "Parece que, en determinadas circunstancias, se puede suponer, sin embargo, por otro lado, y no necesariamente es así, podríamos concluir que...” Uno se queda preguntándose lo que la persona estaba tratando de decir realmente. Si en privado le preguntas a alguien que te explique lo que la persona estaba diciendo, podría decirle, "Dijeron que estamos perdiendo posición de mercado". Y preguntas: "Bueno, ¿y por qué no dijeron eso simplemente? No lo hacen porque esa no es la forma en que en Aristocracia arreglan problemas.

Enfrentar los problemas y conflictos: La forma que los gerentes en la Aristocracia manejan los problemas y conflictos se ilustra muy bien en la película, El jardín de los Finzi-Contini. Este clásico de 1971 examina el comportamiento de una familia aristocrática italiana-judía, justo antes de la Segunda Guerra Mundial. Cuando los fascistas italianos comenzaron a perseguir a los Judíos, los Finzi-Contini se negaron a creer que algo grave podría pasarles a ellos. " Hemos estado aquí por mucho tiempo", dijeron. "Somos una de las familias más distinguidas de Italia". Así que, continuaron jugando tenis detrás de los altos muros de su propiedad, y comiendo en sus comedores con candelabros, pretendiendo que era un negocio como siempre. Mientras que individualmente cada miembro de la familia estaba aterrorizado, como grupo su vida continuó como siempre. Encantados con su pasado, estaban paralizados para hacer frente a su futuro. Las dinámicas de grupo eran dominadas por los miedos individuales. La organización Aristocrática se comporta de manera similar. Ocultos en sus opulentos rascacielos, los gerentes de las Aristocracias están preocupados, individualmente, por la empresa y su futuro. En las reuniones, sin embargo, ninguno de ellos se le ocurriría expresar asertivamente sus preocupaciones. Cuando el consultor enfrenta a la gerencia y presenta las amenazas, son propensos a responder: "No te preocupes, hemos estado aquí el tiempo suficiente. Ellos nos necesitan. Tenemos un nombre, la tradición y el conocimiento”. En privado pueden estar de acuerdo con el consultor, pero públicamente no lo apoyarán.

De esta manera, los líderes de una compañía Aristocrática niegan la realidad actual, de forma colectiva. Mientras está perdiendo posición de mercado y cada vez son más incapaces de competir, los directivos mantienen su actitud “todo está bien”. Ellos se sienten obligados a mantener el nivel de la compañía. “Tenemos que repartir dividendos. No podemos permitirnos decepcionar a las viudas y huérfanos que confían en nosotros”. Para mantener el mismo desempeño, las Aristocracias generalmente aumentan el crecimiento y la utilidad incrementando los precios y bajando los costos. Los aumentos de precios constantes amenazan la lealtad del cliente y la empresa Aristocrática empieza a ser vulnerable. Si continúan subiendo los precios, se estarían echando gasolina sobre su propio fuego.

Débil Toma de Decisiones: Los líderes de las organizaciones Aristocráticas, ya sea de gobierno o privadas, se comportan como si tuvieran un gran control sobre sus organizaciones. En privado, saben que pueden hacer muy poco, pero en público actúan como si pudieran hacer mucho. La verdad es que hay tantos comités que deben ponerse de acuerdo, y demasiados intereses que necesitan ser apaciguados, que es casi imposible implementar cualquier cambio significativo en una Aristocracia. Sus líderes se limitan sólo a lo que las políticas les permiten hacer. A medida que sus empresas siguen envejeciendo, esta incapacidad para tener un impacto real se vuelve aún peor.

Weak Decision Making: Leaders of Aristocratic organizations, whether in government or business, behave as if they have a great deal of control over their organizations. In private, they know that they can do very little, but in public they act as if they can do a lot. The truth is that there are so many committees that need to agree, and so many, many interests that need to be appeased, that it is almost impossible to implement any significant changes in an Aristocracy. Their leaders are limited to only what politics allow them to do. As their companies continue to age, this inability to have a real impact gets even worse.

Fusiones y Adquisiciones en Aristocracia

Las Aristocracias también son únicas en la naturaleza de sus fusiones y adquisiciones. Organizaciones Aristocráticas son muy fuertes en efectivo. Sus estados financieros son sólidos y de alta liquidez. El sentido predominante de la autosuficiencia de toda la organización se impone sobre las aspiraciones de los individuos atrevidos. La gente ha aprendido los peligros de proponer iniciativas de alto riesgo. Como resultado, las unidades de negocio internas hacen pocas demandas a este dinero. En lugar de un crecimiento orgánico, la compañía utiliza su dinero para crecer a través de adquisiciones.

Cuando van de compras, ¿qué tipo de empresas compran las organizaciones en Aristocracias? No las que están en Infancia, "¡Son demasiado jóvenes y de alto riesgo!" No en Adolescencia, "¡Tienen muchos problemas!" No las que están en Excelencia "¡Son demasiado caras!" Aristocracias normalmente compran empresas Go-Go. Las Go-Go con sus nuevas tecnologías en los mercados crecientes son muy atractivas, y las Go-Go, cansadas de tratar de organizarse y tener que crecer utilizando sus propios recursos limitados, están abiertas. Ellos creen que la Aristocracia hará su vida más fácil, ya que son más grandes, más ricas y más organizadas. Por desgracia, lo que las Go-Go generalmente notan, es que cada vez que quieren hacer algo, tienen que presentar un plan de negocios de 50 páginas a un comité y pasar horas y horas defendiendo sus proyecciones de los contadores que no entienden su negocio. Para cuando las empresas en Aristocracia consiguen decidirse, la oportunidad ha pasado y la Go-Go ya va demasiado tarde. No se necesita mucho tiempo para que los directivos clave de la Go-Go se den cuenta de que lo único que se obtiene de patear un elefante es un pie adolorido, por lo que se van. Ellos pueden ser obligados a quedarse por un contrato de trabajo, pero incluso si todavía están ahí, emocionalmente se han ido y sólo están esperando el momento para irse.

Las Aristocracias con mucho dinero no siempre son las compradoras. A veces son los objetivos de adquisición. ¿Qué tipo de empresas encuentran atractivas las Aristocracias? Lo has adivinado, las Go-Go. Esto es particularmente cierto sobre las Go-Go que están bien considerados por los mercados financieros y, por tanto, tienen acceso a grandes cantidades de capital. Con la combinación de dinero, el ardiente deseo de crecer, y la arrogancia de su autoconfianza, las Go-Go son insaciables. Cuando las organizaciones Go-Go adquiere una organización Aristocrática, es como si una pequeña serpiente se tragara un enorme roedor. La digestión generalmente toma mucho tiempo. Las Go-Go a menudo se ven abrumadas por los problemas de la organización Aristocrática. Descubren que después de tomar el dinero, lo que queda es sólo la Aristocracia envejecida corriendo hacia la bancarrota. Para corregir este problema, la gerencia de las Go-Go puede introducir ondas repentinas y contundentes de cambio que a menudo paralizan a los Aristócratas, haciendo que la situación sea aún más difícil. A pesar de que se está ahogando tratando de digerir su última presa, la Go-Go puede sacrificar su propio desarrollo interno y poner ambas compañías en peligro.

El silencio antes de la tormenta

Las líneas de productos de empresas en las etapas avanzadas de la Aristocracia están anticuadas. Los clientes lo saben, el personal de ventas lo sabe, incluso los altos ejecutivos lo saben (en privado). Sin embargo, los problemas del futuro aún no son urgentes. La compañía aún tiene flujo de efectivo y es rentable. La gerencia realiza reuniones interminables para discutir la situación, pero nada sucede.

Poco a poco el ambiente de la Aristocracia se sustituye con un sentido de la fatalidad inminente. Algunas empresas tratan de levantar la moral mediante la concesión de medallas de oro por logros oscuros o mediante la celebración de seminarios en hoteles de lujo, donde la mayor parte del tiempo se dedica a las vacaciones, y no al trabajo. Otros tienen que lidiar un sentido abrumador de calamidad, teniendo edificios más ocupados, incluso con instalaciones más sofisticadas que no son necesarias. En un esfuerzo por salvar sus cuellos, muchas personas se van. A falta de oportunidades atractivas, los que no pueden salir, acusan a los desertores de deslealtad.

Desesperados por la continua disminución en la participación en el mercado, los ingresos y las ganancias, la organización Aristocrática entra en Recriminación. Esto no es una transición gradual. Es rápido y contundente. La Aristocracia ha estado cubriendo sus problemas con los aumentos de precios y adquisiciones por un largo tiempo. La organización ha gastado toda la buena voluntad que ha acumulado con tanto esfuerzo desde su infancia. Las “cirugías plásticas” y los aumentos de precios dejan de funcionar porque no son un sustituto para proporcionar nuevo valor real y cubrir satisfactoriamente las nuevas necesidades del mercado. La hora de la verdad llega cuando los informes financieros por fin revelan la verdadera debilidad de la empresa. La verdad se propaga rápidamente. La empresa desprecia la bolsa de valores. Los precios de las acciones caen como una piedra, las cuentas clave se van con la competencia y los banqueros no devuelven las llamadas. Cuando esto sucede, se quitan los guantes. Los cuchillos se dibujan, y la lucha por la supervivencia comienza.

¡Cuidado! Usted está entrando en la Recriminación.

Managing Corporate Life Cycles, 2a Edición por el Dr. Ichak Adizes. Publicado por el Instituto Adizes. © 2004, Ichak Adizes.